¿QUE ES EL ACCESO A LA JUSTICIA?: un acercamiento a su definición en base a algunos pronunciamientos del Tribunal Constitucional del Perú, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Abg. Henry Mercado

Versión: 0.1

11 abril de 2017

El Tribunal Constitucional

El acceso a la justicia de acuerdo a los señalado por el Tribunal Constitucional “es un componente esencial del derecho a la tutela jurisdiccional reconocido en el inciso 3 del artículo 139° de la Constitución” . Luego señala que este derecho “garantiza a todas las personas el acceso a un tribunal de justicia independiente, imparcial y competente para la sustanciación “de cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter”, como lo señala el artículo 8.1 de la Convención Americana de Derecho Humanos. “ Además señala que este derecho también abarca al proceso mediante el cual se accede a la justicia, es decir “también garantiza que el proceso iniciado se desarrolle como un procedimiento de tutela idóneo para asegurar la plena satisfacción de los intereses accionados.” En este sentido el derecho de acceso a la justicia se debe interpretar en relación al derecho a la tutela jurisdiccional efectiva “pues, como lo especifica el artículo 25.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos, debe garantizarse el derecho de acceder a un “recurso efectivo”, lo que supone no sólo la posibilidad de acceder a un tribunal y que exista un procedimiento dentro del cual se pueda dirimir un determinado tipo de pretensiones, sino también la existencia de un proceso rodeado de ciertas garantías de efectividad e idoneidad para la solución de las controversias.” (fundamento 10 del EXP. N.° 010-2001-AI/TC).

Si analizamos este definición que realiza el Tribunal podemos concluir que el acceso a la justicia implica la existencia de tribunales y proceso. Respecto al primero se exige la garantía de independencia, imparcialidad y competencia para la solución de controversias y /o determinación del derecho; y del segundo, que el proceso sea idóneo y efectivo para el mismo fin.

La Corte Interamericana

En relación al acceso a la justicia la Corte Interamericana señala sobre la efectividad de los recursos o procesos para el ejercicio real de los derechos que reconoce la Convención:

[…] los Estados Partes se obligan a suministrar recursos judiciales efectivos a las víctimas de violación de los derechos humanos (art. 25), recursos que deben ser sustanciados de conformidad con las reglas del debido proceso legal (art. 8.1), todo ello dentro de la obligación general a cargo de los mismos Estados, de garantizar el libre y pleno ejercicio de los derechos reconocidos por la Convención a toda persona que se encuentre bajo su jurisdicción (art.1)1.

Que sean adecuados significa que la función de esos recursos, dentro del sistema del derecho interno, sea idónea para proteger la situación jurídica infringida. En todos los ordenamientos internos existen múltiples recursos, pero no todos son aplicables en todas las circunstancias. Si, en un caso específico, el recurso no es adecuado, es obvio que no hay que agotarlo. Así lo indica el principio de que la norma está encaminada a producir un efecto y no puede interpretarse en el sentido de que no produzca ninguno o su resultado sea manifiestamente absurdo o irrazonable. Por ejemplo, un procedimiento de orden civil, expresamente mencionado por el Gobierno, como la presunción de muerte por desaparecimiento, cuya función es la de que los herederos puedan disponer de los bienes del presunto muerto o su cónyuge pueda volver a casarse, no es adecuado para hallar la persona ni para lograr su liberación si está detenida2.

Finalmente, en el caso Barrios Altos este mismo tribunal señala que estos recursos, además, deben ser sencillos:

[…] los Estados Partes tienen el deber de tomar las providencias de toda índole para que nadie sea sustraído de la protección judicial y del ejercicio del derecho a un recurso sencillo y eficaz, en los términos de los artículos 8 y 25 de la Convención3.

Entonces para la Corte Interamericana el acceso a la justicia implica la existencia de recursos – que implican procesos– idóneos, eficaces y sencillos para el ejercicio pleno y libre de un derecho reconocido en la Convención.

La Comisión Interamericana

Ahora la Comisión Interamericana se ha pronunciado en el año 2007 reconociendo que existe la necesidad de […] delinear principios y estándares sobre los alcances de los derechos al debido proceso judicial y a la tutela judicial efectiva, en casos que involucran la vulneración de derechos económicos, sociales y culturales (“derechos sociales” o “DESC”). […]4; es decir, como es que se hacen efectivos el ejercicio de los derechos sociales reconocidos en al Convención bajo el mismo sentido de lo implica el acceso a la justicia. En este extremo la Comisión ha determinado como una problemática que “El área de las políticas y servicios sociales en muchos países del continente no se ha regido usualmente, en su organización y funcionamiento, por una perspectiva de derechos. Por el contrario, las prestaciones se han organizado y brindado mayormente bajo la lógica inversa de beneficios asistenciales, por lo que este campo de actuación de la administración pública de los Estados ha quedado tradicionalmente reservado a la discrecionalidad política, más allá de la existencia de algunos controles institucionales y sociales.5; ante esto, la Comisión plantea que, bajo los parámetros del debido proceso judicial y la tutela judicial efectiva, debe existir un derecho al debido proceso en al esfera administrativa6 que permita acceder a los servicios asociados al ejercicio y goce de los derechos sociales o DESC (Derechos Económico y Sociales) reconocidos en la Convención.

En relación a lo desarrollado planteo las siguientes conclusiones:

  1. El acceso a la justicia es un derecho humano y fundamental mediante el cual toda persona puede acceder, a través de un proceso, a un órgano judicial o administrativo con la finalidad de demandar, dirimir, tutelar y/o reclamar la protección de sus derechos humanos y fundamentales.

  2. El acceso a la justicia implica la existencia de un proceso y un órgano decisorio; respecto al primero se exige la garantía de ser idóneo y efectivo, y del segundo –del órgano decisorio– su competencia, independencia e imparcialidad.

  3. El proceso y el órgano decisorio puede ser de naturaleza judicial o administrativa. En este último (administrativo) se encuentra más vinculado al medio idóneo para la satisfacción y ejercicio de los derechos sociales o DESC.

  4. En nuestro continente (americano), los servicios o prestaciones sociales que brindan los órganos administrativos generalmente se han realizado bajo la lógica de beneficios asistenciales antes que en un enfoque de derechos.

Fin del documento.

1Fundamento 91 de la sentencia de excepciones preliminares del 26 de junio de 1987 Caso Velásquez Rodríguez Vs. Honduras, url: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_01_esp.pdf

2Fundamento 64 de Sentencia de fondo del 29 de julio de 1988 Caso Velásquez Rodríguez Vs. Honduras, url: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_04_esp.pdf. ; y fundamento 67 de la sentencia de fondo del 20 enero de 1989 Caso Godínez Cruz Vs. Honduras, url: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_05_esp.pdf.

3Fundamento 43 de la sentencia de fondo del 14 de marzo de 2001 Caso Barrios Altos Vs. Perú, url: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/Seriec_75_esp.pdf

4Numeral 2 de OEA/Ser.L/V/II.129, Doc. 4, del 7 septiembre 2007 “El Acceso a la justicia como garantía de los derechos econó micos, sociales y culturales : estudio de los estándares fijados por el sistema interamericano de derechos humanos” url: http://www.cidh.org/pdf%20files/ACCESO%20A%20LA%20JUSTICIA%20DESC.pdf

5Ibidem. numeral 10 de OEA/Ser.L/V/II.129, Doc. 4.

6Ibidem. numeral 10 de OEA/Ser.L/V/II.129, Doc. 4.

Share to Google Plus

EL corazón de Ellen

El Discurso que a continuación transcribo fue dado por la fisioterapeuta Ellen a los padres y tutores de los niños con discapacidad en la inauguración del año 2015 en el centro de rehabilitación de Wasi Esperanza el 16/01/2015 en Ayacucho; posterior a ello mire una película titulada el “Un milagro para Helen” que trata de como se puede conseguir una vida digna y de calidad en una persona con discapacidad gracias a una atención especializada. En el trasfondo de la película las emociones son importantes, la persistencia de una profesional y el corazón lleno de esperanza de una madre. Por ello titule al presente discurso como “El corazón de Ellen”.

El discurso :
(Nota: la fisioterapeuta es de nuestro hermano país de Bélgica)

Buenas tardes

Estoy súper feliz ustedes están presente!
Para fastidiar (como siempre en Wasi) y para esperar el año nuevo súper bien!

Quiero hablar primero sobre la importancia de terapia.
No es porque soy una fisioterapeuta y estoy vendiendo mi profesión y no es porque soy la responsable del centro de rehabilitación es porque terapia física es importante para niños con discapacidad, nada más!

Tenemos nuestros niños con discapacidad, eso es la verdad, una verdad dura pero no quiere decir que tenemos que pasar nuestro cascos. En otras palabras no debemos rendirnos!

Un niño con discapacidad tiene todo los derechos como un niño sin discapacidad y es un niño normal pero solo necesita atención especial!

En atención especial yo entiendo terapia física por que? Porque en la terapia física intentamos potenciar a lo máximo a la capacidades dentro de las posibilidades de nuestro niños Woooow!
Mucho Voy a explicar mejor!

Un niño nace con sus capacidades adentro. En su vida sus capacidades van a desarrollar. Por ejemplo un niño va a aprender a caminar. Poder caminar esta listo en su cuerpo desde de nacimiento, en todos nuestros cuerpos pero primero debe ir a través de otros pasos como sentarse y gatear!

Nuestro niño con discapacidad nacido también con capacidades pero también con su discapacidades que limitan el desarrollo completo de su capacidades normales.

En la terapia física vamos a estimular desarrollar de sus capacidades que están listas en su cuerpo pero con atención y conciencia de su discapacidad!
Si podemos hacer esto la calidad de su vida va a ser mejor y esto es nuestro objetivo de Wasi Esperanza!

Ustedes tienen razones suficientes para venir cada semana a su terapia y en punto!
Ahora depende de nosotros como padres y terapeutas a creer en nuestros niños para poder desarrollar sus habilidades a lo máximo. Estoy segura los niños ya están a mi lado!
Y lo último antes las nuevas reglas de nuevo año quiero que sepan solo hay una discapacidad y es no tener corazón!

Share to Google Plus